banner coronavirus

banner coronavirus freno




Según un estudio, los hombres se estresan si la mujer aporta más dinero

pareja

Todavía hay mucha gente que cree en un matrimonio, el hombre tiene que ser el "proveedor" mientras la mujer se queda en casa. Estos estereotipos de género y relaciones afectan en más de una forma la salud mental de hombres y mujeres.

Así lo reveló una investigación dirigida por la doctora Joanna Syrda, economista de la Universidad de Bath en el Reino Unido y publicada en SAGE Journals: si la mujer gana más dinero que el hombre, éste puede sufrir mayor estrés.

El estudio observó a más de 6 mil parejas heterosexuales en Estados Unidos durante 15 años y los resultados arrojaron fueron que los esposos tienden a estresarse cuando las mujeres aportan más del 40% de los ingresos del hogar.

La situación de estrés se replica si son los varones los únicos que aportan al hogar. Por lo tanto, son las situaciones en los extremos la cuales suelen afectar la salud mental de los hombres.

«Estos descubrimientos sugieren que las normas sociales sobre el sustento masculino y las convenciones tradicionales sobre hombres que ganan más que sus esposas pueden ser peligrosas para la salud de los hombres. También muestran cuán fuertes y persistentes son las normas de identidad de género», dice la doctora Joanna Syrda en su estudio.

Histórica, social y culturalmente, la masculinidad ha sido asociada con la expectativa de ser proveedores y el hecho de que sus parejas sean quienes aporten más es un factor que incrementa la probabilidad de sufrir angustia psicológica.

Aunque las convencionales de género dicten que el hombre es quien debe proveer a la familia, el estudio también arrojó que ser el único que genera ingresos en un hogar conlleva mucha responsabilidad y presión, por lo que también puede generar ansiedad y angustia.

Pero los roles cambian y las tradiciones se rompen, por lo que en los últimos años, se ha observado un incremento de salarios de mujeres frente al de los hombres.

En la década de los 80, solo el 13% de mujeres casadas ganaba igual o más que sus esposos. Para el 2000, la cifra casi se duplicó alcanzando el 25% y en 2017 alcanzó el 31%. Esta tendencia continúa creciendo en diferentes países.

Syrda argumenta que, a pesar de la falta de investigación sobre el tema de salud mental en los proveedores masculinos, las normas sociales podrían ajustarse a medida de que crezca el número de mujeres que ganan más dinero que sus esposos.





        





 







RADIO SPACIAL 97.3 - CATAMARCA, ARGENTINA

WWW.RADIOSPACIAL973.ONLINE